Inicio   Observación del cielo Telescopios                                                                                                                                      

Observación del cielo nocturno.

Como ya sabemos, nada en el espacio permanece quieto: los planetas se mueven alrededor de su estrella, su estrella gira dentro de su galaxia, la galaxia se aleja del lugar inicial de Big Bang... lo que ocurre es que como las otras estrellas se hallan tan lejos de nosotros, sus movimientos resultan imperceptibles. Por eso, las constelaciones que vemos hoy día, son casi idénticas a las que debieron ver los hombres de las cavernas. Maravillosa noche estrellada para la observación.

Para observar el cielo nocturno, nos "olvidaremos" del continuo estado en movimiento del Universo y nos imaginaremos que la Tierra se encuentra rodeada de una esfera rígida, la bóveda celeste, cuyo centro de rotación es el mismo que el de la Tierra. De este modo podremos situar sobre la citada esfera imaginaria los diferentes objetos que llenan el firmamento y así podrá establecerse un sistema de coordenadas celestes utilizando el ecuador de esta hipotética esfera rígida como plano de referencia.

Las constelaciones, que nos sirven como guías o puntos de referencia en esta esfera celeste, en realidad carecen de una forma imaginaria, pues las estrellas que la componen no se encuentran a la misma distancia de la Tierra. El nombre de la constelación viene dado por la figura que aparentemente representan desde nuestro planeta. Evidentemente, desde otros lugares de observación del Universo, el aspecto de estas mismas constelaciones sería muy diferente.

Otro punto importante para la observación estelar es conocer su magnitud aparente (ya explicada cuando hablamos de estrellas). Para ello existen multitud de guías estrellas en las librerías.

Una de las más gratificantes formas de observar el cielo es llevando un registro de observaciones. Un cuaderno cualquiera nos servirá. En él anotaremos la fecha, la hora expresada en tiempo universal (UT), que se corresponde el del meridiano de Greenwich (GMT), el tipo, aumentos y apertura del telescopio empleado, condiciones de visibilidad y, si nos parece oportuno, haremos dibujos sobre la marcha de aquello que nos parezca interesante.

Ubicación de los visitantes:

Visit http://www.ipligence.com