Portal de Galaxias Galaxias Tipos de Galaxias La Vía Láctea Vida extraterrestre

Estrellas y nubes de polvo pertenecientes a la Gran Nube de Magallanes

Vida y civilizaciones extraterrestres.

Como hemos podido darnos cuenta, nuestro planeta no es más que una insignificante mota de polvo en la inmensidad del océano cósmico. Por ello, y siguiendo cálculos científicos, la probabilidad de que exista vida más allá de nuestra atmósfera es muy alta aunque, hasta ahora y dado lo limitado de nuestros recursos para la exploración espacial, no hallamos obtenido resultados positivos en su búsqueda.

Siguiendo una sencilla pero estudiada ecuación vamos a calcular las posibles civilizaciones existentes en nuestra galaxia.

Ya dijimos que en nuestra galaxia, la Vía Láctea, se calcula que existen entre 200.000 millones y 400.000 millones de estrellas. Para partir con nuestra ecuación, seremos cautos y utilizaremos la cifra menor y, por tanto diremos que la cantidad de estrellas existentes en nuestra galaxia es de 200.000.000.000 unidades.

Se sabe que en las estrellas que giran lentamente (que son la gran mayoría) es muy común encontrar sistemas planetarios. Tirando por lo bajo, aceptaremos que el 90 % de las estrellas gira lentamente. Por tanto tenemos que los sistemas planetarios en nuestra galaxia se sitúan en torno a los 180.000.000.000.

Pero, por otro lado, no todas las estrellas son capaces de dar vida a los planetas que giran en torno a ellas. Las hay con demasida masa y con poca masa, como las llamadas estrellas enanas que, por otro lado, son muy comunes. Más de 2/3 de las estrellas son demasiado pequeñas para albergar vida. Por tanto deberemos buscar estrellas semejantes a nuestro Sol. Se calcula que el 25 % del total se ajustan a este tipo. Así llegamos a nuestra tercera cifra: 45.000.000.000 de sistemas planetarios de nuestra galaxia giran en torno a estrellas parecidas al Sol.

Pero no basta con tener estrellas adecuadas, además debemos buscar otros condicionantes. Ya, cuando hablamos de La Tierra, explicamos que la ecósfera es la zona alrededor de una estrella potencialmente apta para la generación y existencia de la vida. Se calcula que 2/3 de las estrellas semejantes al Sol cuentan con una ecósfera útil. Luego podemos asegurar que en nuestra galaxia existen 30.000.000.000 estrellas con estas características.

Estudiando nuestro Sol sabemos que se formó hace 5.000 millones de años, cuando nuestra galaxia contaba ya con 10.000 millones de años de vida y después de que cientos de millones de estrellas ya hubiesen muerto. Por tanto el Sol se sirvió de esas nubes de polvo de segunda generación para engendrarse y por eso se dice que es una estrella de segunda generación ya que se formó con los elementos de estrellas anteriores y por tanto con los elementos que integraron los hielos, las rocas y los metales. De esta forma se producen planetas semejantes a los que tenemos en nuestro sistema solar. Se calcula que sólo el 10 % de estrellas semejantes al Sol con escósfera útil pertenecen a la segunda generación. Así que en nuestra galaxia habrá unos 3.000.000.000 de estrellas con estas características.

¿Pero cuántos planetas girarán dentro de la ecósfera alrededor de una estrella de dichas características? Tras muchos estudios se llegó a la conclusión de que un 50 % de las estrellas podrían tener unas condiciones tales. Ya tenemos nueva cifra que cumple todas las premisas anteriores: 1.500.000.000 de estrellas con un planeta que gira dentro de una ecósfera útil.

Ahora debemos pensar en planetas habitables, capaces de albergar vida, e inmediatamente se nos ocurre enumerar condiciones similares a las de nuestro planeta: masa, agua, clima, etc. Se calcula, de nuevo, que uno de cada dos mundos que se hallen dentro de la ecósfera serán de características semejantes a las de nuestro hogar. Nueva cifra: hay 750.000.000 de estrellas de segunda generación de nuestra galaxia, con ecósfera útil y un planteta semejante a La Tierra girando dentro de esa ecósfera.

No obstante, un planeta semejante a La Tierra podría ser del todo inhabitable si no cumple con otras serie de requisitos. Así pués, tendremos que buscar planetas habitables, que cumplan con una serie de condiciones como pueden ser temperaturas razonables, duración del día y la noche semejantes al nuestro, actividad geológica normal, estaciones del año que se mantengan dentro de unos límites, mares ni muy extensos ni muy pequeños, etc. De nuevo se llega a la mágica cifra del 50 %. Así pués 375.000.000 de estrellas de nuestra galaxia tienen planetas así.

Para que se den las condiciones aptas para la vida, un planeta debe contar con una antiguedad superior a los 1.000 millones de años. Calculamos que la Tierra, y por tanto los planetas habitables, tendrán una duración promedio de vida de unos 12.000 millones de años. Si suponemos un flujo constante en la génesis estelar y por tanto planetaria, podemos decir que el "x" por ciento de planetas habitables no han consumido aún el "x" por ciento de su duración. Como 1.000 millones de años equivale al 8,3 % de la vida de un planeta, podremos decir sin temor a equivocarnos que el 8,3 % de los planetas que cumplen todos los requisitos anteriores no han consumido aún el tiempo mínimo necesario para desarrollar la vida. Asimismo, otro 8,3 % de esos mismos planetas se encontrarán a 1.000 millones de años o menos para dejar de existir, y por tanto son demasiado viejos para albergar vida. Así que nos queda un porcentaje del 83,4 % de estos planetas que se encuentran en condiciones de ser moradas para la vida. Es decir, aproximadamente 312.000.000 de planetas de nuestra galaxia albergan vida.

Como sabemos, la evolución de la vida es un proceso muy lento y por estudios realizados conocemos que los primeros 2.000 millones de años que existió vida en nuestro planeta, sólo lo hizo en forma de bacterias y algas. Después y durante 900 millones de años más, fueron evolucionando a seres unicelulares y sólo cuando la Tierra contaba con 4.000 millones de años, es decir, un tercio de su existencia, surgieron formas complejas de vida (seres multicelulares). Siguiendo el principio del flujo constante, la tercera parte de los planetas son muy jóvenes y sólo tienen vida unicelular. Por tanto 2/3 albergarán vida multicelular compleja y variada. Así llegamos a una nueva cifra: 206.000.000 de planetas de nuestra galaxia sustentan vida multicelular.

Ahora bien, si lo que buscamos es vida extraterrestre inteligente tenemos que esperar que se halla desarrollado un cerebro grande capaza de llegar a formar lo que entendemos por civilización. Si tomamos como ejemplo lo que conocemos, vemos que en el mar, aunque si existen seres inteligente, no se dan las condiciones para que se pueda desarrollar la civilización. Asi pués deberemos buscar organimos terrestres capaces de dominar el fuego y de desarrollar una tecnología propia. En nuestro planeta surgió vida terrestre variada cuando contaba con unos 4.300 millones de años de edad, es decir, cerca del 36 % de su existencia. Por tanto, el 64 % de los planetas habitables tienen vida terrestre abundante: 131.000.000.

La civilización como tal, apareció en la Tierra hace tan sólo unos 5.000 años, y cuando ésta había consumido 4.600 millones de años de su vida, es decir el 40 % de existencia. Por tanto 124.000.000 de planetas de nuestra galaxia han sido capaces de haber desarrollado una civilización técnica.

Como vemos hemos alcanzado una cifra sorprendente de planetas que pueden albergar civilizaciones. La mayoría más avanzadas que la nuestra.

Son tantas las estrellas, son tantos los mundos que es difícil imaginar que nos encontremos solos en la inmensa bastedad del espacio.

Ubicación de los visitantes:

Visit http://www.ipligence.com